La Economía Long Tail

la-economia-long-tail-portadaEs una realidad, la presencia de Internet disminuye el coste tradicional de cada industria que afecta: tiendas, cines, canales de televisión, etc. Las reglas del espacio físico están cambiando, la era de vender productos de gran popularidad también quedará pronto en el pasado.

 

La Economía Long Tail es un libro para entender el fenómeno de Amazon, Netflix y tantos otros, pero no desde la perspectiva de un nuevo modelo de negocio, sino por el contrario, del nacimiento de una forma de desarrollo económico que no está limitado por la geografía o el tamaño de los almacenes y los inventarios. Nuestra cultura es una competencia permanente por la popularidad. Queremos productos exitosos: fabricarlos, comprarlos, recomendarlos y ver como triunfan y desaparecen. Y si no se venden bien, suponemos que no son tan buenos.

 

¿Pero si los espacios fueran infinitos? Quizás los productos exitosos, los primeros de las listas, resulten ahora tan buen negocio como todos aquellos que se venden de tanto en tanto. O más inquietante aun: la ausencia de la limitación de espacios nos pondrá frente a la verdadera forma de la demanda, no solo a la mejor parte del mercado.

 

A no confundir todo esto con la globalización o el poder de los grandes capitales. Nuestra cultura y economía están demostrando cada vez menos interés en la cantidad de éxitos comerciales, para satisfacer con más esfuerzo a un número enorme de nichos. Téngalo en cuenta.

 

| Autor: Chris Anderson

| Editorial: Tendencias, 2007

| Comprar en

comercio + innovación | casa del libro

Néstor Salvador Boichenco

Escrito por

Nací en Buenos Aires cuando aquello brillaba de muchas maneras y, después de varias vueltas por aquí y por allá, hace más de 15 años que estoy afincado entre la ciudad de Bilbao y sus magníficas conexiones aéreas. He trabajado en distintos países, con empresas americanas, alemanas, francesas y españolas, cuya diversidad organizacional me ha llevado a participar en el mundo moderno, en red, cada vez más complejo y globalizado. Dice un buen consultor argentino que cultura también significa “cómo se hacen las cosas aquí” y en verdad es muy cierto. Sigo pensando que aceptar otras formas de hacer nos permite ser flexibles y entrenables. Hoy, puedo mezclar experiencia y metodología para contribuir a crear estrategias comerciales, innovadoras y orientadas a la internacionalización. Siempre con ideas nuevas y muchas ganas, pero sin olvidarme que aprender sigue siendo un deporte de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *