HOW

IMAGEN HOWSer o no ser….nos dice Hamlet desde el 1600 en adelante…

Pero en nuestro súper mundo hiperconectado e hipertransparente, la cuestión no parece tan clara…

 

Ocurre que hoy los kilómetros ya no separan como antes: las nuevas tecnologías de comunicación nos conectan al instante, convirtiendo poco a poco la distancia en algo un tanto irrelevante. La conectividad global rompe los ambientes homogéneos y proclama que la cercanía física ya no determinará la mayoría de nuestras funciones sociales.

Los mensajes son ahora instantáneos y requieren implícitamente una respuesta rápida, aunque solo se trate de escribir tonterías en 140 caracteres.

Nos guste o no, la revolución digital nos trajo a la era de la hiperconectividad y eso implica información en muchas manos y transparencia total.

 

¿Qué está cambiando?

Dov Seidman afirma que estamos en otro juego: ahora no se trata de qué hacemos, sino de cómo lo hacemos.

Y esto implica sustituir el hábito irresistible de crear reglas ambiguas de obligado cumplimiento, por otras formas más confiables de lograr un determinado comportamiento. Las reglas fallan porque siempre hay personas que por distintas razones están motivadas a torcerlas. Cuando lo hacen, nuestra respuesta adictiva es crear más…y entonces se vuelven parte del problema.

 

HOW es un libro para reflexionar sobre el absurdo poder que le damos a las reglas y reglamentos, porque la conducta humana es más complicada que el lenguaje que una ley puede describir.

 

En las organizaciones, dirigir por medio de reglas transfiere menor poder hacia abajo de la jerarquía, lo cual permite a los de arriba controlar con facilidad. Dov Seidman advierte que esto sigue siendo un residuo de los días del capitalismo de fortaleza y del feudalismo. La información ahora es virtualmente incontrolable, el poder ha pasado a manos de quienes la comparten. El cómo hacemos las cosas tiene un punto de partida distinto: los valores (no las reglas).

 

HOW es un libro que advierte sobre los efectos fundamentales de la transparencia: crear confianza casi inmediata, lograr una mejor colaboración, alinearnos rápidamente.

 

Tendremos que sobreponernos a nuestro miedo a la exposición, admitir que la sociedad de la información  es una sociedad de diálogo, basada en compartir conocimientos entre las partes interesadas. La transformación ya es evidente en muchos ámbitos. Por ejemplo, si la publicidad no se adapta seguirá perdiendo su eficacia porque las personas no creen: ahora tienen acceso a datos objetivos que pueden refutar muchas afirmaciones falsas. La transparencia lo cambia todo, la reputación ya no es un legado.

 

Dov Seidman argumenta sobre el poder de la transparencia y los valores compartidos, de la importancia del cómo hacemos las cosas, del futuro de las organizaciones basadas en culturas auto gestionadas, que dejarán en el pasado a las culturas actuales de sumisión informada.

 

Un estudio muy interesante, téngalo en cuenta.

 

| Autor: Dov Seidman

| Editorial: Aguilar, 2014

| Comprar en

alt < casa del libro >

Néstor Salvador Boichenco

Escrito por

Nací en Buenos Aires cuando aquello brillaba de muchas maneras y, después de varias vueltas por aquí y por allá, hace más de 15 años que estoy afincado entre la ciudad de Bilbao y sus magníficas conexiones aéreas. He trabajado en distintos países, con empresas americanas, alemanas, francesas y españolas, cuya diversidad organizacional me ha llevado a participar en el mundo moderno, en red, cada vez más complejo y globalizado. Dice un buen consultor argentino que cultura también significa “cómo se hacen las cosas aquí” y en verdad es muy cierto. Sigo pensando que aceptar otras formas de hacer nos permite ser flexibles y entrenables. Hoy, puedo mezclar experiencia y metodología para contribuir a crear estrategias comerciales, innovadoras y orientadas a la internacionalización. Siempre con ideas nuevas y muchas ganas, pero sin olvidarme que aprender sigue siendo un deporte de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *