El Segundo Mundo

el_segundo_mundo_medEl poder aborrece el vacío, nos repite este analista, asesor y viajero nacido hace 38 años en Kampur, India.

Y tras el colapso de la Unión Soviética, los Estados Unidos vieron como aun así, no podían asegurar su hegemonía mundial.

La causa no es otra que la competencia entre tres superpotencias que utilizan su poder militar, económico y político para crear esferas de influencia en todo el mundo.

 

El planeta está siendo simultáneamente americanizado, europeizado y chinizado. Pero el segundo mundo está ahí, barajando el ascenso y descenso de algunos países que quieren pertenecer a una clase media internacional que no existe. Forman una zona con gran potencial, real y sin materializar, cuyo futuro se basará, en gran medida, en cómo se relacionen con las tres superpotencias. Y en esto la globalización, termino moderno para definir al imperialismo, juega un papel fundamental.

 

La visión de Parag Khanna sobre el trabajo incansable de los Estados Unidos, China y por supuesto la Unión Europea, es un manual sobre la fusión entre geopolítica y globalización, que incluye los parámetros modernos para cuantificar el poder.

 

El Segundo Mundo es un libro intenso, didáctico, que repasa en cinco partes, la forma en que países y regiones se enfrentan a los tres modelos imperiales de hoy: el de coalición de Estados Unidos, el de consenso de la Unión Europea y el consultivo de China, todos ellos construidos con cementos ideológicos divergentes.

 

Pero además, es un buen antídoto para tanto individuo que después de haber disfrutado de los fondos de cohesión europeos, ahora se pregunta para qué nos sirve la vieja Europa.

 

 

| Autor: Parag Khanna

| Editorial: Paidós Contextos, 2008

| Comprar en

comercio + innovación | casa del libro

Néstor Salvador Boichenco

Escrito por

Nací en Buenos Aires cuando aquello brillaba de muchas maneras y, después de varias vueltas por aquí y por allá, hace más de 15 años que estoy afincado entre la ciudad de Bilbao y sus magníficas conexiones aéreas. He trabajado en distintos países, con empresas americanas, alemanas, francesas y españolas, cuya diversidad organizacional me ha llevado a participar en el mundo moderno, en red, cada vez más complejo y globalizado. Dice un buen consultor argentino que cultura también significa “cómo se hacen las cosas aquí” y en verdad es muy cierto. Sigo pensando que aceptar otras formas de hacer nos permite ser flexibles y entrenables. Hoy, puedo mezclar experiencia y metodología para contribuir a crear estrategias comerciales, innovadoras y orientadas a la internacionalización. Siempre con ideas nuevas y muchas ganas, pero sin olvidarme que aprender sigue siendo un deporte de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *