El método Lean Startup

37-el-metodo-lean-startupSi estás pensando en crear una mega-cosa que cambiará el mundo desde el garaje de tu casa, pues tienes que darte prisa que va a llegar tu padre con el coche…Y aunque todo puede parecer muy divertido, se trata de poner en marcha un negocio sostenible, asunto que siempre viene acompañado de muchos dolores de cabeza, y más aún si se trata de un producto físico, algo casi pasado de moda.

 

Eric Ries es un súper emprendedor de California que no se parece en nada a los emprendedores españoles y que un día después descubrió el Lean Manufacturing, para completar así el ciclo maravilloso y escribir un libro.

 

El Método Lean Startup no es, en mi opinión, ni un método ni una metodología y además abunda en ejemplos sobre empresas tecnológicas que nacieron en un ambiente muy distinto al de nuestro entorno.

Pero presenta una lógica muy sencilla y drástica sobre la importancia que tiene para cualquier nuevo emprendimiento evitar los despilfarros, tanto de capital como de recursos creativos.

Eric Ries presenta una buena relación de consejos y prácticas para evitar que el “ha salido mal, pero hemos aprendido”, no termine resultando un triste consuelo para inversores, trabajadores y proveedores. Se basa en aumentar la velocidad del “probar y probar”, no en fabricar, vender y administrar antes de tiempo. Y por supuesto, en jugar con la estrategia en lugar de asumir las necesidades de unos consumidores que nunca han dicho una palabra.

 

En resumen, un libro que no sorprenderá a los que saben de innovación o de Lean, pero que sin ser imprescindible aporta lo suyo.

 

| Autor: Eric Ries

| Editorial: Deusto, 2012

| Comprar en

comercio + innovación | casa del libro

 

Néstor Salvador Boichenco

Escrito por

Nací en Buenos Aires cuando aquello brillaba de muchas maneras y, después de varias vueltas por aquí y por allá, hace más de 15 años que estoy afincado entre la ciudad de Bilbao y sus magníficas conexiones aéreas. He trabajado en distintos países, con empresas americanas, alemanas, francesas y españolas, cuya diversidad organizacional me ha llevado a participar en el mundo moderno, en red, cada vez más complejo y globalizado. Dice un buen consultor argentino que cultura también significa “cómo se hacen las cosas aquí” y en verdad es muy cierto. Sigo pensando que aceptar otras formas de hacer nos permite ser flexibles y entrenables. Hoy, puedo mezclar experiencia y metodología para contribuir a crear estrategias comerciales, innovadoras y orientadas a la internacionalización. Siempre con ideas nuevas y muchas ganas, pero sin olvidarme que aprender sigue siendo un deporte de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *