Sapiens – De animales a dioses

Es curioso este asunto de la historia…

De pequeños nos obligan a memorizarla y, luego, si queremos crecer y seguir las normas, tenemos que aceptarla sin más, enfundada ella en su rigor académico y supuestamente desligada de la ideología de su autor.

Si para usted la historia es una ciencia que estudia y sistematiza los hechos más importantes del pasado humano, me temo que será de esos que dirán que Sapiens –  De animales a dioses  es cualquier cosa menos un libro de historia.

Ocurre que el israelí Yuval Noah Harari ha dejado atrás el revisionismo histórico, ya clásico y politizado, para proponer otra visión de los hechos que los expertos van a considerar como una arrogante provocación histórica…y si estamos un poco cansados de ser tan conservadores, esta puede resultar una lectura muy interesante.

Sapiens – De animales a dioses es un libro que no entrará por ahora en ningún plan de estudios: los musulmanes no lo aceptarán fácilmente… y el cura de su iglesia más próxima siempre negará haberlo leído.

Se trata de una cronología bien ordenada sobre el desarrollo de las capacidades humanas y sus consecuencias directas para todos los habitantes del planeta tierra. Nosotros, los humildes sapiens, ¿somos la especie dominante por saber cocinar la carne o por componer ficción para lograr la cooperación de los demás? ¿Alguna vez se preguntó cómo nos hemos imaginado la ley, el dinero, los dioses y las naciones?

 

Asegura el autor que la historia es algo que ha hecho muy poca gente mientras que el resto trabajaba en los campos y buscaba agua…Que la revolución francesa fue encabezada por abogados ricos, no por campesinos hambrientos…y que la libertad es una invención que solo existe en nuestra imaginación.

¿Son todos los humanos iguales desde el punto de vista biológico? La evolución se basa en la diferencia, nos guste o no. Hoy estamos nosotros, los vencedores tecnológicos y consumistas, compartiendo creencias tan universales como el valor del dinero, el más eficiente sistema de confianza mutua jamás inventado, que junto con la religión y los imperios, fueron las tres grandes fuerzas unificadoras de la humanidad.

Sapiens – De animales a dioses también en un ensayo para poner a prueba nuestra tolerancia. No se asuste, si después de leerlo le parece inaceptable, puede seguir con su vida.

 

| Autores:  Yuval Noah Harari

| Editorial: Penguin Random House Grupo Editoral, 2015

| Comprar en

alt < casa del libro >

Néstor Salvador Boichenco

Escrito por

Nací en Buenos Aires cuando aquello brillaba de muchas maneras y, después de varias vueltas por aquí y por allá, hace más de 15 años que estoy afincado entre la ciudad de Bilbao y sus magníficas conexiones aéreas. He trabajado en distintos países, con empresas americanas, alemanas, francesas y españolas, cuya diversidad organizacional me ha llevado a participar en el mundo moderno, en red, cada vez más complejo y globalizado. Dice un buen consultor argentino que cultura también significa “cómo se hacen las cosas aquí” y en verdad es muy cierto. Sigo pensando que aceptar otras formas de hacer nos permite ser flexibles y entrenables. Hoy, puedo mezclar experiencia y metodología para contribuir a crear estrategias comerciales, innovadoras y orientadas a la internacionalización. Siempre con ideas nuevas y muchas ganas, pero sin olvidarme que aprender sigue siendo un deporte de contacto.

Un comentario a “Sapiens – De animales a dioses

  1. Más allá de lo que comentas que es muy correcto, yo cuando lo leí saqué una conclusión más. En un concepto social y antropológico basado en las mentiras para controlar el grupo (ese es el gran aporte de la humanidad en este ámbito) ¿Donde está nuestro futuro? ¿En seguir engañandonos? Los acontecimientos vividos en Cataluña últimamente creo que merecen un serio análisis desde este prisma para seguir entendiendo que estos patrones que se describen en el libro están lejos de ser superados.

    Además, si lo llevamos al mundo de la economía puede empezar a ser de lo más inquietante la situación.

    ¿Donde está nuestro futuro? El segundo libro lo empieza a desenmarañar. Homo Deus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *